Lárrede

Alojamientos en Lárrede

Booking.com

Lárrede

Lárrede es parada obligada a toda persona que visite esta parte del Pirineo

Destaca la maravillosa Iglesia de San Pedro de Lárrede, la joya más preciada del Círculo Serrablense. Junto a la iglesia de San Pedro podemos contemplar Casa Isábal, construcción infanzona edificada en el siglo XVII. En lo alto de un cerro cercano aparece la Torre del Moro, y a poco más de un kilómetro podremos visitar la Iglesia románica de San Juan de Busa.

Lárrede se encuentra a los pies del monte Oturia, en el margen izquierdo del río Gállego a 839 metros de altitud. La primera mención histórica de Lárrede data del año 920, y sabemos también que a finales del siglo X la población pasó a formar parte de las propiedades del Monasterio de Santa Cruz de la Serós.

Lárrede

Historia de Lárrede

Más tarde Lárrede fue cedido al desaparecido monasterio de San Genaro, dependiente de San Juan de la Peña. Tras pasar un periodo en calidad de realengo fue incorporado a la baronía de Gavín, perteneciente a la familia Abarca. Sus habitantes vivieron tradicionalmente de la agricultura y la ganadería, y en la actualidad cuenta con unos 10 vecinos. La mayoría de las viviendas presentan fachadas de piedra con vanos adintelados, y en algunas se conservan las tradicionales chimeneas troncocónicas.

Iglesia de San Pedro de Lárrede

La Iglesia de San Pedro de Lárrede la joya de la corona de las iglesias de Serrablo

La Iglesia de San Pedro, en Lárrede, es el exponente más significativo de las Iglesias del Serrablo, también englobadas en aquello que se ha dado en llamar círculo larredense. En la iglesia de San Pedro se citan todos los elementos arquitectónicos que caracterizan este tipo de templos, fusionando elementos lombardos, románicos y mozárabes.

La iglesia de San Pedro de Lárrede se edificó entre los años 1050 y 1060, y en origen constaba de una sola nave rematada con ábside semicircular. Durante el siglo XVII se abrieron las capillas laterales, y la actual bóveda de cañón se debe a una restauración llevada a cabo en los años treinta del siglo XX. El ábside está decorado con una sucesión de 7 arquillos ciegos, coronados con un friso de baquetones.

Sin duda el elemento más llamativo del conjunto es la esbelta torre del campanario. Con una altura de 17 metros presenta planta cuadrada, y está coronada con una sucesión de vanos en forma de herradura soportados por columnas cilíndricas. Su semejanza con el alminar de la mezquita de El-Omaira en Bosra (Siria), nos recuerda que esta tierra fue repoblada por gentes llegadas desde este lejano país.
Desde el año 1931 la iglesia de San Pedro de Lárrede está declarado Monumento Nacional.

Torre del Moro de Lárrede

Sobre una loma, dominando el valle del río Gállego, se alza majestuosa la Torraza de Lárrede, también conocida como la Torre del Moro que, junto con el Castillo de Larrés y la Torre de Escuer, formaba parte de un entramado defensivo a ambos lados del río. Desde Lárrede parte una pista que en 20 minutos nos llevará sin pérdida hasta la torre.

Sobre la base del primitivo edificio, probablemente del siglo XI, se edificó con sillares irregulares la actual fortaleza en el siglo XV. Presenta planta cuadrada, 5 pisos de altura, y sus muros, donde se abren aspilleras defensivas, tienen más de 1 metro de espesor. En el piso superior se pueden observar en perfecto estado de conservación las almenas defensivas.

La Torre del Moro fue restaurada en el año 2002 por la Asociación Amigos de Serrablo.

Iglesia de San Juan de Busa

La iglesia de San Juan de Busa es el último vestigio de una antigua población desaparecida

Bajo la atenta mirada de la Torre del Moro, la iglesia de San Juan de Busa es el último vestigio de una población medieval hoy ya desaparecida. Forma parte de la Ruta de las iglesias de Serrablo, y la encontraremos en la pista que une las poblaciones de Lárrede y Oliván. San Juan de Busa está edificada con sillarejo en la segunda mitad del siglo XI, presenta una sola nave cubierta con techumbre de madera a dos vertientes y rematada con ábside semicircular, decorado éste con una sucesión de arcos ciegos coronados con un friso de baquetones. En el centro del ábside se abre un pequeño vano aspillerado.

El acceso a la iglesia de San Juan de Busa se realiza a través de un arco de medio punto compuesto por una doble arquivolta. Carece de torre campanario. A los pies, se abre una bonita ventana donde lucen tres pequeños arcos de herradura. El pequeño templo no fue inmune a la desolación que afectó toda esta zona durante la guerra civil española, siendo parcialmente destruida. Tras años de abandono, a mediados de los años setenta del siglo XX la Asociación Amigos de Serrablo restauró el templo, y desde 1982 la iglesia de San Juan de Busa está declarada conjunto histórico artístico.

Fotos de Lárrede

Ofertas de Lárrede

Booking.com

Mapa de Lárrede