Artieda

Encuentra tu alojamiento ideal en Artieda

Booking.com

Artieda

Artieda está situada en el margen izquierdo del río Aragón, en una colina a los pies del Camino de Santiago, al que ha estado vinculada desde los inicios de la ruta jacobea allá por el siglo.

La sensación de que se ha llegado a un lugar especial se hace latente cuando el visitante pasea por primera vez por sus empedradas calles, que todavía conservan el trazado medieval. Entre sus nobles edificios destacan el Palacio de los Diezmos y la Casa del Hospital, testigos mudos del empecinamiento de un pueblo en su lucha por sobrevivir.

Artieda

La multitud de vestigios romanos esparcidos por los contornos, junto con los restos de la calzada  que unía Jaca con Pamplona, nos confirma que fue un importante lugar de tránsito de personas y mercancías durante la época imperial de la colonización romana. Más tarde, ya en el siglo X aparece la primera constancia documentada de Artieda.

En el siglo XII la villa se reconstruye en el lugar que ahora ocupa, en lo alto de la colina, sin duda mucho más fácil de defender. De esta época es la Iglesia de San Martín.

Iglesia de Artieda

De origen románico, su construcción data de finales del siglo XII, en una época de auténtico fervor jacobeo, cuando la población de Artieda se había convertido ya en parada ineludible para los peregrinos que escogían la ruta francesa del Camino de Santiago.

De esta época se conserva únicamente la nave y el ábside semicircular orientado al este, como manda la tradición, y cubierto mediante bóveda de horno. Desde el siglo XIV al XVI la iglesia fue sometida a una profunda reestructuración y ampliación que le otorgó su aspecto actual. A excepción del ábside, que lo hace con mampostería, el templo está edificado con sillares.

Centro de interpretación del Camino de Santiago de Artieda

Desde los inicios del Camino de Santiago, los 26 kilómetros que distan entre las poblaciones de Santa Cilia y Artieda han sido testigos durante siglos del incesante paso de millones de peregrinos. Las diferentes rutas del camino aragonés confluían irremediablemente en las inmediaciones de la localidad de Santa Cilia, desde donde por varios ramales continuaban su camino hacia el oeste, pasando por las localidades de Puente la Reina, Arrés, Martes y Mianos, antes de llegar a Artieda. La importancia de este tramo merecía la creación de un espacio destinado a la interpretación del camino, un espacio donde aventura y espiritualidad se dan la mano, de la misma manera que lo hacen en la mente de cualquier peregrino.

Artieda Museo del camino de Santiago

En Artieda, adosado a la Iglesia de San Martín, en el lugar que ocupa la torre del campanario, encontramos el Centro de Interpretación del Camino de Santiago, que a modo de metáfora utiliza las diferentes estaciones invitando al visitante a sumergirse en el cambio que supone la realización del Camino.

El espacio se divide en cuatro plantas, a través de las cuales se utiliza la naturaleza para introducirnos en las diferentes etapas de la vida, así como en las del Camino. Así pues, la primera planta hace referencia a la primavera, a la infancia, al desconocimiento y a la ingenuidad de aquel que se aventura en un camino, tanto en el de la vida, como en el de Santiago. Ya en la segunda planta la primavera deja paso al verano, a la juventud, a la ilusión y a las ganas por conseguir la meta. Con el otoño llega la madurez, la calma de aquel que se conoce, aquel que prefiere dejar pasar a los que van más rápido para disfrutar del camino con sus pasos cortos pero seguros.

Con la serenidad y el sosiego del peregrino que llega a Santiago con el conocimiento adquirido en las diferentes etapas de la vida, nos introducimos en el invierno subiendo el último tramo de escaleras. Ya en el campanario, a modo de metáfora la luz natural nos recompensa el camino realizado, y con el placer del objetivo cumplido y la satisfacción de las dificultades superadas, nos asomamos a contemplar las magníficas vistas.

Hospital de Artieda

Paseando por las calles de Artieda podremos contemplar varios edificios de gran belleza y singularidad, entre los más destacados hay dos en los que merece la pena detener la vista varios minutos para contemplar sus magníficas fachadas cuidadosamente restauradas. Se trata del antiguo hospital, con su fachada renacentista, y el Palacio de los Diezmos, de estilo neoclásico.

En el antiguo hospital de Artieda los peregrinos encontraban refugio y descanso. El hospital se administraba gracias a las rentas obtenidas por un horno de pan y un molino pertenecientes ambos a una comunidad de monjes agustinianos.

Del palacio de los Diezmos sabemos que en el año 1309 fue arrendado por parte del Monasterio de San Juan de la Peña, con la intención de administrar de cerca sus propiedades y cobrar las rentas que todos los habitantes estaban obligados a pagarle.

Artieda hoy

Tradicionalmente la economía local ha estado ligada a la agricultura y a la ganadería, aunque de un tiempo a esta parte es el turismo rural el que ha cogido el testigo, convirtiéndose en un pilar básico para el buen funcionamiento de la población. Su magnífica situación al pie del Camino de Santiago, en un lugar de gran importancia ecológica, como el resto de la Canal de Berdún, su cercanía a los Valles de Aragüés, Hecho o Ansó, y al Monasterio de San Juan de la Peña, hacen de Artieda un magnífico punto de partida para conocer el territorio. También destacan los deportes de aventura, como el rafting y el  piragüismo en el río Esca, junto a otras actividades náuticas en el Pantano de Yesa.

Como atestiguan las pintadas y los carteles que encontramos cuando nos aproximamos a la población, Artieda se ha erigido en abanderada de la lucha de la comarca contra el recrecimiento del Pantano de Yesa.

Con una población de apenas 120 habitantes, sorprende el dinamismo del lugar y el porcentaje de población joven que ha decidido instalarse aquí. Siempre alerta por el peligro que supone el recrecimiento del pantano, su población desafía al futuro con optimismo, contradiciendo a todos aquellos que predican que la vida rural es inviable en el siglo XXI. En la actualidad cuenta con cuatro establecimientos de turismo rural, biblioteca, polideportivo, telecentro y local social.

Fotos de Artieda

Ofertas en Artieda

Booking.com

Mapa de Artieda