Villanúa

Alojamientos en Villanúa

Booking.com

Villanúa

Villanúa se encuentra situada en el mismo corazón del Valle del Aragón.

Situada en el centro del Valle del Aragón, Villanúa se ha convertido en una bonita y moderna población que cuenta con unos excelentes recursos y servicios turísticos, haciendo de ella un magnífico punto de partida para conocer el resto de la comarca. Su proximidad a las estaciones de esquí alpino de Astún y Candanchú o el circuito de esquí nórdico de Le Somport, atraen cada año a miles de amantes del deporte blanco.

Durante el resto de año tendremos a nuestra disposición toda una red de senderos señalizados para realizar excursiones, bicicleta de montaña o simples paseos, durante los cuales podremos admirar la riqueza natural que envuelve esta bonita población.

Villanúa portada

Historia de Villanúa

Posiblemente la gran cantidad de cuevas donde refugiarse, unido a la abundancia de agua y otros recursos naturales, fue lo que propició que hace unos 5000 años se instalaran en la actual Villanúa los primeros pobladores del valle. Su presencia queda atestiguada por los numerosos restos megalíticos que podemos contemplar por los alrededores, así como por los hallazgos de cerámica y otros utensilios encontrados en varias cuevas. Por el descubrimiento de varias monedas romanas en la Cueva de las Güixas, situada junto a la antigua calzada romana que cruzaba el puerto de Somport, intuimos que ésta sirvió de refugio antes de la fundación del actual núcleo.

A cambio de otras propiedades, Villanúa es entregada al Monasterio de Santa Cruz de la Serós, en el año 1097, y a partir del siglo XIII alterna periodos de realengo con otros de señorío nobiliario, pasando por las manos de varias familias nobles afines a los intereses de la corona. Si queremos profundizar un poco más en la historia de Villanúa, podremos hacerlo visitando el Centro de Interpretación Subterránea, junto a la Cueva de las Güixas.

Tradicionalmente la economía ha estado vinculada a la ganadería, la agricultura y la explotación de recursos forestales. La construcción de la línea de ferrocarril internacional Olorón–Canfranc hizo que, durante las primeras décadas del siglo XX, la población alcanzará su máximo esplendor superando el millar de habitantes.Tras las grandes migraciones de la segunda mitad del pasado siglo, la población apenas contaba con doscientos vecinos, momento en el que inicia una lenta pero firme recuperación.

El auge del turismo en las últimas décadas, unido a la expansión inmobiliaria, ha propiciado la aparición de nuevos barrios residenciales. En el casco histórico aún podemos contemplar buenos ejemplos de arquitectura tradicional pirenaica, con fachadas de piedra, grandes arcos de medio punto y tejados de losa, teja o pizarra coronados con las tradicionales chimeneas troncocónicas.

Qué visitar en Villanúa

Cueva de la Guixas + Info

Iglesia de San Esteban, Villanúa

En el centro de la población encontramos la Iglesia de San Esteban, construida durante el siglo XII. De su primitiva fábrica románica no quedan apenas vestigios, debido a la reforma y ampliación que se llevó a cabo durante el siglo XVIII, cuando se dotó al templo de una nueva nave, así como de capillas laterales decoradas con una importante colección de retablos barrocos. El templo está cubierto mediante bóveda de cañón, su planta es rectangular y consta de dos naves, una principal de mayores dimensiones y una lateral, separadas ambas por un pilar en el que se apoyan arcos de medio punto.

Villanúa celebra sus fiestas el día ocho de septiembre.

Fotos de Villanúa

Ofertas en Villanúa

Booking.com

Mapa de Villanúa