Museos

La zona de los Pirineos es una de las que mayor atractivo turístico tiene en general. Si bien es cierto que las actividades más conocidas en ellas son los balnearios, las actividades de esquí y las de senderismo, existe también un fuerte reclamo cultural del que queremos hablarte a continuación. En concreto, te hablaremos de los museos en los Pirineos y de las diferentes galerías que podrás encontrar repartidas entre sus enclaves y sus municipios. Esperamos que te sirva de ayuda para pasarlo en grande en sus rincones y descubrir un poco más de su cultura e historia.

¿Qué museos puedes encontrar en los Pirineos?

Entre las galerías en los Pirineos de las que te queremos hablar hay todo tipo de exposiciones tanto de objetos distintos como de temas diferentes. Es por ello que se encuentra a lo largo de toda la cordillera pirenaica una sorprendente variedad de museos y de lugares dedicados al interés de diferentes materias. Tanto en la zona de España como en la de Andorra y Francia podremos disfrutar de museos en los Pirineos con curiosidades, objetos artísticos, artesanales y culturales. Muy atento porque a continuación te damos algunas muestras de ellos.

Los mejores museos de los Pirineos

El museo de la miniatura

El Museo de la Miniatura es uno de las galerías en los Pirineos más interesantes que existen. Está ubicado en la localidad de Ordino, en Andorra, y dispone de una gran colección de materiales nobles (oro y platino) en los que se han esculpido toda clase de formas de lo más curioso. Naturalmente, todas ellas han sido hechas a tamaño microscópico, tanto es así que como ejemplo os diremos que se ha esculpido una escena típica de Egipto en la cabeza de una aguja de coser. El artista encargado de tantas maravillas ha sido Nicolai Siadristy, un auténtico genio del trabajo de estos materiales que ha suministrado suficiente material en esta joya entre los museos en los Pirineos que aporta más que suficiente como para poder dejar con la boca abierta a todos los que lo visitan.

  • Precio de la entrada: 5 euros, 3,50 euros para grupos
  • Duración del recorrido: entre 1 y 2 horas
  • ¿Es recomendable para niños?: sí, totalmente recomendable

Museo Diocesano de Jaca

En la localidad de Jaca, una de las más hermosas y emblemáticas de todo el Pirineo en la provincia de Huesca, se ubica el Museo Diocesano que reune piezas de diferentes periodos y que reúne el encanto de la historia que en Europa lleva aconteciendo durante tantos siglos. En efecto, en sus dependencias podremos encontrar manuscritos y textos antiguos así como prendas de la edad media y, en definitiva, diferentes objetos de incalculable valor que el tiempo ha dejado en sus dependencias. Es una visita muy recomendable que de hecho puede ampliarse por un poco más a la Catedral de Jaca, un maravilloso edificio que no deberías perderte.

  • Precio de la entrada: 6 euros entrada normal, 4,5 euros reducida y 3 euros niños y peregrinos. 2,5 euros la visita guiada a la catedral.
  • Duración del recorrido: 1 hora aproximadamente
  • ¿Es recomendable para niños?: sí, aunque con ellos es recomendable incluir la visita a la catedral

Museo del cemento

En Castellar de n’Hug, provincia de Barcelona se encuentra el denominado como Museo del Ciment. La que era la antigua fábrica de cemento de Asland y situada en el maravilloso paraje de Clot del Moro ha sido reconvertida en una galería en los Pirineos que no deberías perderte. Tiene algunas muestras de cómo era aquella época y en general de lo que supuso la incipiente industrialización de España en general y de Cataluña en particular. Una de las cosas más destacables de este museo es su propio entorno que ofrece un contraste entre una zona de antigua explotación y una actual llena de dinamismo y belleza.

  • Precio de la entrada: 4 euros entrada general, 3.5 euros entrada reducida
  • Duración del recorrido: 1 hora y media
  • ¿Es recomendable para niños?: sí, es muy divertido e interesante para ellos

Museo de arte moderno de Ceret

Si bien el siguiente museo del que os vamos a hablar está localizado en el vecino país de Francia, lo cierto es que merece la pena visitarlo si eres amante del arte. En esta galería en los Pirineos podemos encontrar en medio de un entorno idílico obras de nada más y nada menos que artistas como Juan Gris. Una obra modesta pero muy interesante que además nos da el aliciente de conocer una de las zonas del Pirineo francés más interesantes. Ofrece además obras de otros pintores como Picasso, Miró o Salvador Dalí así como otros artistas internacionales que no deberías perderte si eres aficionado al arte moderno. Y es que Ceret fue un lugar de descanso para muchos pintores atraídos por su luz tales como Picasso o el mismo Dalí.

  • Precio de la entrada: 8 euros, 6 para niños
  • Duración del recorrido: 1 hora y media
  • ¿Es recomendable para niños?: no

Museo del traje y cultura antosanas

Ansó es uno de los pueblos con más encanto de toda la cordillera pirenaica. En efecto, en este sitio es uno de los pocos donde todavía no solo puede escucharse sino que se mantiene viva su lengua aragonesa arcaica, el ansotano. También es un paraje de enorme riqueza patrimonial, artística, cultural y paisajística. Es un pueblo muy hermoso que en su seno acoge un museo dedicado a sus trajes típicos y en general todos los retazos de una cultura que ha sobrevivido a pesar del paso del tiempo y que se ha mantenido muy bien conservada de padres a hijos. Un patrimonio que en general cuesta encontrar en Europa donde cada vez más las viejas tradiciones y lenguas desaparecen.

  • Precio de la entrada: 3 euros
  • Duración del recorrido: 1 hora
  • ¿Es recomendable para niños?:

¿Qué puedes encontrar en estas galerías?

Como hemos dicho, en las galerías del Pirineo se pueden encontrar museos y exposiciones de todos los tipos. Como te hemos mostrado, hay galerías en los Pirineos dedicadas al arte moderno del más alto nivel, a las piezas de artesanía más selectas y naturalmente también dedicados a la historia, tradición y cultura de una zona tan importante en la historia de España y de Europa en general. Es por ello que te recomendamos visitar los museos de los Pirineos y no quedarte solo con sus actividades más destacables. La zona de la cordillera pirenaica es una de las más ricas en todos esos sentidos y no solo en esquí, balnearios y senderismo. No te pierdas todas estas actividades que también contribuyen a mantener el encanto de toda la zona.