Qué calzado llevar

A la hora de contestar a la pregunta qué calzado llevar a los Pirineos debemos tener en cuenta varios aspectos importantes. Son de ellos precisamente de los que queremos hablarte a continuación y que de hecho te presentamos a la luz de nuestra experiencia a lo largo de todos estos años recorriendo la cordillera pirenaica. Primero de todo debemos decirte que el cazado es con toda probabilidad el elemento más importante a la hora de hacer una ruta en los Pirineos o una simple visita a cualquier de sus pueblos. Recuerda que al fin y al cabo se trata de zonas de alta montaña, lo que también incluye la disposición de las calles de sus propios municipios.

¿Qué debes tener en cuenta para cuidar tus pies?

Para organizar mejor los consejos que queremos darte, primero tendremos en cuenta los puntos más importantes que se deben tener en cuenta a la hora de saber cómo cuidar tus pies en general antes y después de una caminata.

  • Prepara tus pies antes de las rutas – hay que cuidar los pies con una correcta higiene antes de ir a nuestra ruta. Se lavarán para ello con agua y jabón templados para secarlos correctamente poniendo mucho cuidado en los espacios entre los dedos.
  • Mantenlos siempre bien hidratados – para evitar rozaduras, lesiones o en general inconvenientes producidos por la sequedad de la piel como la quemazón debemos mantener siempre nuestros pies bien hidratados. Podemos hacerlo con vaselina o con crema hidratante. 
  • Vigila muy bien tus calcetines – en muchos casos la incomodidad no proviene del calzado sino de los calcetines que llevamos. Es por ello muy importante escogerlos bien para no tomar riesgos. Hay que emplear calcetines de telas sintéticasque expulsan el sudor y la humedad. Además, este tipo de calcetines no cuentan con costuras.
  • Cuida de las rozaduras que aparezcan y no las dejes ir a más – cubre lo antes posible las rozaduras y no las dejes ir a más. Para ello, también puedes ajustar tu calzado o simplemente cambiar de tipos de calcetín si es ese el problema.

¿Cómo elegir tus botas de montaña?

Es fundamental a la hora de saber qué calzado elegir para los Pirineos tener en cuenta los consejos anteriores para los pies y al mismo tiempo estos que afectan al tipo de calzado que debes llevar.

  • Busca siempre la proteción – a la hora de recorrer la montaña nuestros pies pueden sufrir golpes e impactos que pueden causarnos grandes perjuicios. A lo largo de los senderos que recorreremos se encuentran piedras, raíces, surcos, etc. Podemos chocar con ellos y causarnos bastante dolor o directamente una lesión. Es por ello que a la hora de elegir qué calzado ponerse en los Pirineos debemos tener muy en cuenta que la primera función con la que debe cumplir es la de proteger nuestros pies: protecciones para los talones, la parte trasera del pie, los laterales y el empeine. Es recomendable que la punta esté reforzada con goma para proteger nuestros dedos: un punto muy sensible que puede recibir muchos golpes.
  • Agarre – el calzado deportivo en general pero sobre todo el que está ideado para hacer rutas en alta montaña debe ofrecer un buen agarre a la superficie. Este agarre no solo pone a salvaguarda nuestra integridad física sino que además nos permite desarrollar mejor nuestros movimientos y, por último aunque no menos importante, poder recorrer el camino con seguridad.Un factor muy importante que es de hecho el que mantiene alejado la mayoría de lesiones. El elemento más importante en este sentido a la hora de saber qué calzado llevar a los Pirineos es la suela. Esta debe ser flexible pero gruesa para defendernos de la superficie y que al mismo tiempo pueda interactuar con terrenos secos, mojados, helados y nevados.
  • Transpiración – la transpiración de nuestro calzado y naturalmente su impermeabilidad son dos aspectos fundamentales. Con ellos evitamos una mala regulación de la temperatura del pie que genera por ejemplo sobrecalentamientos y sudor. Al mismo tiempo, ayuda notablemente a mejorar la comodidad del calzado. La impermeabilidad es fundamental al elegir unas zapatillas de montaña para los pirineos: nos protegen de los posibles cambios en el tiempo y de las frecuentes precipitaciones en forma de lluvia o nieve. Igualmente, nos protegen de las consecuencias de la caída de estas como pueden ser el barro o los charcos.
  • Comodidad – todos los elementos anteriores no tienen porqué traducirse en incomodidad. Jamás debemos llevar un calzado para ir a los Pirineos o a la montaña en general que nos resulte incómodo. Esto solo hará que tengamos que modificar nuestra postura y que echemos al traste todos los puntos recomendados porque como consecuencia de una mala postura no dejamos actuar correctamente al calzado. Así pues, busca un calzado que pueda tener todas esas características y al mismo tiempo resulte cómodo.

¿Qué tipo de ruta vas a hacer?

Es importante, sin embargo, y a pesar de que las características anteriores valen para cualquier tipo de calzado, que tengas en cuenta el tipo de actividad y de ruta que vas a hacer. No es lo mismo una que es solo un paseo a una que pueda incrementar su dificultad con algunos tramos de escalada.

Calzado para Alta Montaña y Travesía

Las zapatillas de montaña para los Pirineos son un elemento imprescindible no solo para los amantes de la naturaleza en general sino sobre todo para los amantes de las alturas. En el caso de las rutas de alta montaña es fundamental llevar un calzado de gran resistencia y dureza que proteja nuestro pie y tobillo. Como hemos dicho previamente, debemos buscar que al mismo tiempo sea lo más cómodo posible. Debe tener estas características precisamente para defendernos de las irregularidades del terreno y darnos soporte para una caminata en la que normalmente llevaremos bastante peso.

Senderismo

En el caso de que la actividad que vayamos a realizar sea el senderismo, en ese caso las zapatillas para los Pirineos deben reunir entre sus características una manufactura menos robusta, de caña baja para otorgar mayor movilidad y libertad al pie y sobre todo protección y tracción además de comodidad y ligereza.

Trailrunning

Una de las alternativas más novedosas dentro del calzado para llevar a los Pirineos es un calzado híbrido que en cierto modo reúne lo mejor de los dos tipos de calzados antes enumerados. Es por ello que pueden ofrecer una planta ligera, con gran protección y muy transpirables al tiempo que seguras.

¿En qué época del año tienes pensado visitar los Pirineos?

Calzado para Invierno

En el caso del invierno, a la hora de saber qué calzado llevar a los Pirineos debemos decir que hay que priorizar aspectos como la seguridad, el agarre, la protección y la impermeabilidad. Por ser una época de grandes precipitaciones estas no solo afectarán al estado en el que estén nuestros pies respecto a ellas (que deben estar lo más aislados posible) sino también a la superficie por la que transitaremos que puede estar resbaladiza o helada.

Calzado para Otoño

El otoño es la época de máximas precipitaciones en el Pirineo, y más en concreto el mes de octubre y el de noviembre. Es por ello que de nuevo sugerimos priorizar en el aspecto de la impermeabilidad de nuestro calzado. Un aspecto que valoraremos mucho debido al gran riesgo de precipitaciones.

Calzado para Primavera

En el caso de la primavera, el calzado debe cumpLir fundamentalmente con los anteriores criterios y al mismo tiempo otorgar un poco más de transpirabilidad para hacernos las travesías más cómodas ante el suave repunte de las temperaturas.

Calzado para Verano

Definitivamente en verano la comodidad y la transpirabilidad son los dos factores que más debemos tener en cuenta para saber qué zapatillas llevar a los Pirineos.