Rutas con niños

Hacer rutas con niños en los Pirineos es una estupenda forma de pasar tiempo en familia y hacer que los más pequeños sientan gusto por la naturaleza y formas de divertirse sanas y divertidas. Es por ello que a continuación queremos ofrecerte las cinco mejores rutas para hacer una excursión por los Pirineos con niños. Esperamos que te sirvan de ayuda para hacerles un regalo que jamás olvidarán.

Mejores excursiones por los Pirineos con niños

Como hemos dicho, hemos seleccionado las mejores cinco alternativas para una ruta por los Pirineos en familia. Todas ellas son de una dificultad adecuada para los más pequeños y al mismo tiempo tienen suficientes reclamos como para despertar su imaginación y mantener su emoción y diversión viva en todo momento.

1. Monasterio de Sant Pere de les Maleses

Insert Image

Se trata de una de las mejores alternativas entre las excursiones por los Pirineos en familia en la provincia de Lérida. Es una ruta circular que comienza y termina en el mismo sitio a través del desfiladero de Collegats y que tiene como objetivo visitar el monasterio de Sant Pere de les Maleses.  Tiene una duración de unas 2 horas y media y atraviesa la cueva de la Serpent, ideal para estimular la imaginación de los niños. A lo largo de toda la ruta existen espectaculares vistas del río Noguera Pallaresa y de todo el entorno natural hecho de roquedo.

  • Distancia de la ruta: 9 kilómetros
  • Duración de la excursión: 2 horas 30 minutos
  • Dificultad: media
  • Pueblos que se visitan: Puebla de Segur

2. El hayedo de Carlac en Bausen

Insert Image

Otra de las rutas disponibles en la parte del Pirineo de Lérida y otra de las rutas por los Pirineos en familia que no podéis perderos. Se trata de una ruta circular de 6.5 kilómetros de longitud que arranca en el pueblo del valle de Arán de Bausen. Atraviesa la zona del hayedo de Carlac e inicia su ascenso al Coret de Pan. Desde este punto pueden divisarse increíbles vistas de una de las zonas más bonitas de todos los Pirineos: el macizo del Aneto-Maladeta. Una alternativa entre las rutas por los Pirineos con niños muy recomendables.

  • Distancia de la ruta: 6.5 kilómetros
  • Duración de la excursión: 2 horas y media
  • Dificultad: media
  • Pueblos que se visitan: Bausen

3. Bosque de Gamueta desde el refugio de Linza

Insert Image

En esta ocasión presentamos una excursión por los Pirineos en familia en la provincia de Huesca. Se trata de un paseo circular que va a través del esplendoroso sendero del bosque de Gamueta, de una increíble belleza. Se parte desde el refugio de Linza y a través del Paso del Salto del Caballo y sus espectaculares vistas y recorridos que despiertan la emoción de los niños, recorremos prados, arroyos y bosques hasta llegar a la torre de Gamueta. En nuestro regreso por el camino al refugio de Linza visitaremos la Fuente de los Clérigos. Esta excursión por los Pirineos en familia atraviesa el Parque Natural de los Valles Occidentales. Tanto él como el bosque de Gamueta han sido catalogados como Zona de Especial Protección de Aves.

  • Distancia de la ruta: 7.5 kilómetros
  • Duración de la excursión: 2 horas 30 minutos
  • Dificultad: media
  • Pueblos que se visitan: refugio de Linza

4. Cola de Caballo por las gradas de Soaso

Insert Image

De entre todas las rutas por los Pirineos en familia, la que queremos presentar a continuación es posiblemente la más espectacular. Cuenta en su recorrido con bosques, arroyos, ríos y espectaculares paisajes de montaña. Es una de las rutas más populares debido a su gran atractivo y belleza. Atraviesa el valle de Ordesa, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1997 debido a la riqueza de su naturaleza y lo hermoso de sus paisajes, dentro del Parque Nacional Ordesa – Monte Perdido. En esta excursión por los Pirineos en famiia atravesamos puntos como la cascada de Arripas, la del Estrecho o sus bosques de pinos y hayas. El paso de Cola de Caballo nos invita a pasar por estrechos senderos entre montañas y deja un recuerdo imborrable en los más pequeños, especialmente el del salto de agua de Cola de Caballo. Los caminos están bien cuidados y habilitados para poder hacer esta ruta por los Pirineos con niños.

  • Distancia de la ruta: 17.5 kilómetros
  • Duración de la excursión: 5 horas y 30 minutos
  • Dificultad: notable
  • Pueblos que se visitan: Torla

5. Camino Natural del embalse de Lanuza

Insert Image

Desde el puente sobre el río Gállego se inicia este magnífico recorrido, ideal para una excursión por los Pirineos en familia. La ruta transcurre íntegramente pegada al embalse de Lanuza, que está a su vez rodeado por la peña de Foratata de fondo. Todo el recorrido cuenta con espectaculares vistas de todo el valle y es de hecho una de las rutas más recomendables para los pequeños por su escasa dificultad y por tener una distancia adecuada. También ofrece numerosos puntos de descanso para poder organizar con ellos un día de tranquilidad y relajación.

  • Distancia de la ruta: 6.5 kilómetros
  • Duración de la excursión: 1 hora y 45 minutos
  • Dificultad: baja
  • Pueblos que se visitan: Sallent de Gállego

Consejos para realizar rutas por los Pirineos en familia

A la hora de realizar rutas por los Pirineos con niños hay una serie de aspectos que debemos tener en cuenta si queremos que puedan disfrutarlo en grande. Es por eso que hemos preparado algunos consejos que pueden ayudarte a hacer que disfruten de la naturaleza y consideren la experiencia como algo interesante y divertido en sus vidas.

Debemos procurar que la disfruten: para hacer que una ruta por los Pirineos con niños les resulte atractiva lo ideal es hacer que se diviertan por el camino. Existen juegos que podemos ir practicando a lo largo de la caminata y que pueden ir dirigidos precisamente a despertar su curiosidad por el entorno natural. Igualmente, es recomendable hacer los suficientes descansos para que no se cansen y terminen «rebelándose».

Ten en cuenta sus ritmos: no solo hay que tener en cuenta su ritmo a la hora de descansar. También debemos aceptarlo a la hora de disfrutar. Los niños pueden quedarse absortos con cosas que les fascinan, lo que sucede especialmente con las cascadas y los saltos de agua. Deja que disfrute de su vista ya que le estás regalando un recuerdo inolvidable.

Procura hablarle de lo que le rodea: para que se interese por lo que le rodea debe conocer, explorar. Un niño vivirá la experiencia tal y como nosotros mismos se la contemos: intenta hacer que sea algo positivo y enriquecedor para él y te lo agradecerá toda su vida.